"Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía" Salmos 42:1

 
 

 



Estudio de
crecimiento para
niños y adolescentes


 

Nuevo Testamento


 

Ultimas Preguntas


 

Nuestro Pan Diario


Emisora Abiding Radio

 

Por Natán Abellán

¿Qué es la Biblia? 

Muchos filósofos a lo largo de la historia han afirmado que en el caso de que Dios existiera sería imposible conocer nada acerca de él.  La Biblia acepta esta afirmación. Sin embargo, también afirma que en el caso de que Dios quisiera ser conocido y se revelara al ser humano, entonces sí podríamos conocerle. En esta línea,  el cristianismo enseña que Dios se ha revelado a los humanos de diferentes maneras en diferentes épocas. A lo largo de la historia, Dios se ha puesto en contacto con nosotros  por comunicación directa, sueños, visiones, apariciones, y también en general a todos los seres humanos sin distinción por medio de todo lo creado.

La revelación de Dios a los seres humanos llega a su forma final en la encarnación de su hijo Jesucristo; y también, de forma distinta, en la Biblia que es una compilación de las revelaciones de Dios en el pasado y un testimonio de la vida y obra de Jesús. De este modo, el cristianismo enseña que Dios puede ser conocido. Este es el papel de la Biblia; no es un libro de magia, o un libro que otorga poder a una élite para controlar al pueblo. Todo el mundo debería tener acceso a la Biblia según el cristianismo, ya que  es un libro que revela a Dios,  llevándonos a los seres humanos a su conocimiento.  En la Biblia Dios se describe a sí mismo, sus deseos y sus planes para los seres humanos.  

¿Cuáles son las características principales de la Biblia? 

Ciertamente, la enseñanza del cristianismo sobre la Biblia no termina en decir que la Biblia es una compilación de revelaciones. El Cristianismo enseña que la Biblia es la mismísima palabra de Dios. Esto se explica por medio de un proceso comúnmente llamado inspiración.  

La inspiración es la influencia de Dios sobre los escritores de la Biblia por medio de la cual sus escritos son palabra por palabra las mismísimas palabras de Dios, autoritativas para el hombre: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia”,  pues ninguna profecía fue dada jamás por un acto de voluntad humana, sino que hombres inspirados por el Espíritu Santo hablaron de parte de Dios  (2ª de Timoteo 3:16 y 2ª Pedro 1:21). Puesto más sencillo, el cristianismo enseña que las palabras de la Biblia son las palabras de Dios y que desobedecer la Biblia es desobedecer a Dios mismo.  

Hay algunas conclusiones lógicas que llevan a otras afirmaciones acerca de la Biblia:

  • 1) Si la Biblia procede de Dios y es la Palabra de Dios, la Biblia es  incapaz de cometer errores, por cuanto Dios es perfecto y no comete errores. Esto se conoce como la infalibilidad: “con la esperanza de vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde los tiempos eternos” (Tito 1:2).

  • 2) Si la Biblia fue inspirada por Dios para que el ser humano tuviera el conocimiento de Dios y su plan que él quería que nosotros tuviésemos, se concluye que la Biblia es suficiente por sí sola (sin necesidad de intérpretes humanos o mediadores) para informar al hombre de Dios y de su plan.

  • 3) Si el propósito de Dios en la inspiración de la Biblia fue dotar al hombre de toda la información necesaria para conocerle a Él y a su plan, hay que concluir que Dios ha preservado su palabra de perderse en el tiempo. Esta enseñanza se conoce como la preservación.

  • 4) Si Dios ha inspirado la Biblia para que los hombres sepan quién es Él y que quiere, hay que concluir que Él debió habilitar al ser humano para reconocer los libros que Él había otorgado: “Yo testifico a todos los que oyen las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añade a ellas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa descritos en este libro (Apocalipsis 22:18-19).

  • 5)  Si Dios nos ha dado la Biblia para que sepamos lo que Él quiere de nosotros, hay que afirmar que la Biblia se debe poder entender por estudiados y no estudiados: “el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo” (Salmos 19:7).

Objeción: La Naturaleza Divina de la Biblia no se Puede probar 

Aunque como en muchos otros temas, estas creencias dependen, hasta cierto punto, de tener fe,...seguir leyendo